Ejercicios de léxico de un corrector

ejercicios de léxico

El léxico en una tesis o novela es fundamental para poder comunicarnos con el lector y para que este entienda exactamente lo que pretendemos decir. Emplear el verbo correcto o el sustantivo apropiado conduce a una buena crítica o a una buena nota. A menudo me encuentro con tesis con un vocabulario muy básico o que no han encontrado la palabra correcta. Para ello, una de las habilidades ocultas que tiene un corrector es leer y adquirir un lenguaje variado, para saber lo que se pretende decir en el contexto exacto. Por ejemplo, es preferible decir «vocear» a «dar voces», o «besar» a «dar un beso», porque si hay un verbo, ¿por qué no usarlo?

Pero nuestra labor va más allá. Una de las características de la corrección de estilo es enriquecer el vocabulario del texto. Cuando leo alguna palabra que hay que corregir por este motivo, la marco, pero cuando veo que la palabra está bien pero podría mejorarse, abro un comentario en el margen derecho y se lo explico. Muchas veces tengo en la punta de la lengua la palabra que el escritor quiere escribir, pero solo me sale el significado. ¿Qué hago en estos casos? Consultar un diccionario en línea que es una herramienta perfecta para lingüísticas y filólogos: el Diccionario Dirae.

Dirae es un diccionario inverso basado en el de la Real Academia Española. En lugar de hallar definiciones de palabras, halla palabras buscando en su definición. Se pueden realizar búsquedas por origen etimológico o por categoría gramatical. También se detallan otros datos como las marcas lexicográficas, la primera aparición en un diccionario o su frecuencia de uso en el tiempo. Yo lo miro a menudo y lo considero muy útil para enlazar significados y palabras hasta encontrar lo que se quiere. Por otra parte, para los sinónimos, el diccionario Wordreference me sirve bastante bien, además, ahí también se pueden localizar antónimos.

A continuación, y para que veáis que esto del léxico no es coser y cantar, os propongo una serie de ejercicios para poder enriquecer vuestro vocabulario. Es solo una muestra, y ejercicios como este los podéis encontrar en multitud de libros y manuales. Os los enseño para que veáis que un corrector siempre debe estar en activo.

 

EJERCICIOS DE VOCABULARIO

 

Θ 1. Explica el significado de estas palabras:

malecón:

impregnar:

vereda:

neblina:

plomizo:

zangolotea:

 

Θ 2. Coloca en la columna correspondiente los sinónimos y antónimos de las siguientes palabras:

SINÓNIMOS                                ANTÓNIMOS

Accidental
Beato
Ganancia
Ilusión
Laico
Tirria
Deteriorado

 

Θ 3. Anota al lado de cada definición la palabra correspondiente.

Espacio comprendido dentro de un perímetro.
Burla grosera que denota desprecio.
Opinión y juicio que se forma o emite sobre alguna cosa.
Obra intelectual mal concebida y absurda.
Anhelo. Deseo vehemente.
Resplandor y brillo con luz propia.

 

Θ 4. De las cinco palabras que aparecen en cada ejercicio, solo una se ajusta a la palabra clave. ¿Sabrías decir cuál? 

1.- Gragea

a) brebaje, b) píldora, c) hez, d) manjar, e) legajo

2.-Sesgado

a) macerado, b) movido, c) delgado, d) cortado, e) torcido

3.- Timorato

a) asustadizo, b) apacible, c) tímido, d) infantil, e) cobarde

4.- Palique

a) planta, b) bebida, c) charla, d) pelea, e) soga

5.- Perogrullada

a) burla, b) simpleza, c) lucidez, d) pericia, e) locura

 

Como veis este es solo un ejemplo de la capacidad que debe tener un filólogo y un corrector para entender, corregir y valorar el léxico de un texto. Por ello, un corrector no se forma únicamente los dos o tres meses que dura un curso de corrección, sino que va más allá. Su formación debe ser diaria, tiene que ser un gran lector y con gran curiosidad por la lengua. La curiosidad sirve para indagar y cotillear en blogs, libros o vídeos todo lo que acontece al léxico: su morfología, etimología o combinación con otras palabras. La lengua es un ente en movimiento, y debemos movernos con ella.

 


WEBS AMIGAS

DIRAE: Diccionario inverso basado en el de la Real Academia Española. En lugar de hallar definiciones de palabras, halla palabras buscando en su definición.

WORDREFERENCE: diccionario de sinónimos.


Fuente:

-Rodrígo Gómez Sánchez (1998), Enriquece tu vocabulario, Madrid: Editorial Playor.


 

Soluciones:

Ejercicio 2:
Accidental: fortuito, casual; perdurable.
Beato: bienaventurado, sacro; maldito.
Ganancia: rendimiento, lucro; pérdida, déficit.
Ilusión: ensoñación, delirio; desesperanza.
Laico: profano; canónico.
Tirria: antipatía, aversión; simpatía.
Deteriorado: estropeado; intacto, nuevo.

Ejercicio 3: Ámbito, befa, dictamen, engendro, afán, fulgor.

Ejercicio 4: 1 B, 2 E, 3 A, 4 C, 5 B.

Entrada anterior
¿Qué se esconde detrás del oficio del corrector?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Estoy de acuerdo y acepto la política de privacidad. *

Entradas relacionadas

Menú