La clonación de los verbos terminados en -izar

verbos terminados en -izar

Neologismo, dícese del vocablo, la acepción o giro nuevo en una lengua. Podemos inventar sustantivos (tuitear), adjetivos (carapan) o verbos (descentralizar). Bien, vayamos al tema verbal. Todos los neologismos verbales que se crean, si nos damos cuenta, son con la terminación -ar. Bien, asentados estos términos, lo preguntaré directamente, ¿no os habéis percatado de que hay una epidemia de verbos inventados terminados en -izar: culturizar, demonizar, marginalizar, etc.? Son acciones que se han puesto de moda en las últimas décadas y que ya se pueden encontrar en el diccionario. La mayoría ya están aceptadas por la Academia. Veamos algunos ejemplos de verbos terminados en -izar:

  • Demonizar: apareció registrado por primera vez en el 2014.
  • Culturizar: apareció registrado por primera vez en el 1983.
  • Marginalizar: Todavía no está registrado.
  • Previsualizar. Todavía no está registrado.
  • Invisibilizar. Todavía no está registrado.

Son términos que en muchos casos vienen del inglés y de las malas traducciones que de ellos se hacen, pero, si lo miramos desde un punto de vista práctico, en ocasiones son innecesarios (como también lo son y vemos calcos del inglés con los adjetivos terminados en -al, tales como situacional o actitudinal) y nos vemos abocados a una sumisión del idioma sajón. De esto ya habló Lázaro Carreter en El dardo en la palabra:

 

¿Por qué enfadarnos con esta situación colonial [se refiere al dominio británico de Gibraltar], si —por no hablar de otras— estamos cediendo trozos de soberanía en nuestra lengua con tanta docilidad sin que nadie nos lo pida?

 

Veamos algunos ejemplos sobre este tipo de verbos, aunque podéis ver más en el Centro Virtual Cervantes, concretamente en el banco de neologismos, pulsando en este enlace.

  • «culturizar» es copia de culturalize; el verbo castellano correspondiente es culturizar, sin la intercalación del apreciado -al.
  • «aclimatar» es copia de acclimatize; el verbo castellano correspondiente es aclimatar.
  • «canibalizar» es copia de cannibalize, que significa ‘desguazar, desmontar’.
  • «marginalizar» es copia de marginalize; el verbo castellano correspondiente es marginar.
  • «hipotetizar» es copia de hypothesize, que significa ‘formular una hipótesis, presuponer’.
  • «demonizar» es copia de demonize, que significa ‘anatemizar, anatematizar’.
  • «objetivizar» es copia de objetivize; el verbo castellano correspondiente es objetivar.
  • «neurotizar» es copia de neutorize, que significa ‘volver neurótico’.
  • «internalizar» es copia de internalize; el verbo castellano correspondiente es interiorizar.
MULTIPLICACIONES INNECESARIAS

Pero no todos los verbos terminados en -izar que son inexistentes vienen del inglés, otros se inventan alegremente y sin ningún sentimiento de culpa. Como ocurre con el verbo *premonizar (solo existe el sustantivo premonición), *ilegitimizar (por ilegitimar), depauperizar (por depauperar) y culpabilizar, que la Academia ya acepta, aunque la única diferencia con culpar es que es una palabra más larga. No obstante, algunos neologismos verbales sí que aportan algo nuevo (como contextualizar por ‘situar en un determinado contexto’ o priorizar por ‘dar prioridad a algo’). Pero sí es verdad que otros son simples sinónimos de otros verbos que ya existen (categorizar como sinónimo de clasificar, o globalizar como sinónimo de universalizar).

Pese a que muchos neologismos verbales ya los ha aceptado la Academia, como he dicho, muchos son sobrantes y constituyen una clonación innecesaria. Por ejemplo:

  • «Concretizar» y «uniformizar»: copiados del inglés concretize y uniformize.
  • «Culpabilizar» y «conceptualizar»: este último copiado de conceptualize.

El Diccionario panhispánico de dudas justifica esta incorporación definiendo conceptualizar como ‘formar idea o concepto de algo’, y conceptuar como ‘formar una opinión de algo o alguien, o considerarlo de determinado modo’. Asimismo, recalca que no hay que confundirlos. Pero si leemos en el DRAE, vemos que lo único que los diferencia es que conceptualizar se utiliza también completado con un predicativo -conceptuar de algo-, cosa que no ocurre con conceptualizar.

Entonces, ¿por qué la Academia acepta tales verbos innecesarios? Exacto, lo hace solo porque su uso está extendido, pero es verdad que esta postura obliga a los correctores a no poner freno y abren la puerta a otras multiplicaciones sin fin. La clonación verbal es ya un hecho, amigos. Imaginad, si de concretar pasamos a concretizar, ¿podría ser que alguna nueva moda construya el verbo *concretizazionar? El mundo conspira con los verbos que terminan en -izar. ¡Solo el tiempo nos dará la razón!


Fuente

-Susana Rodríguez-Vida (2006), Curso práctico de corrección de estilo, Barcelona: Octaedro.

Entrada anterior
Errores verbales
Entrada siguiente
La concordancia de los colores

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • ¡Esto es para “sorprentizar” al personal!
    Estos verbos han venido para “clonizar” el planeta. Jaja
    Artículo muy interesante, bravo.
    Un saludo

    Responder
    • Gracias, Josep. La verdad es que casi se podría crear cualquier verbo que terminase en -izar, por muy absurdo que parezca.
      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

      María Bravo

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Estoy de acuerdo y acepto la política de privacidad. *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Entradas relacionadas

Menú